Amantes del tiempo

Amantes del tiempo 

Sin relojes-espejos-calendarios. Anoche M. decía que sería genial un mundo así, prescindir de estos tres objetos y mirar más allá, sin reparar en el paso del tiempo. M. es Virgo y me guardo el comentario. Bien, esta vez plagio con mucho gusto sus palabras haciéndolas pasar por propias. Es lo que tiene, saber escuchar a los amigos. El eterno dilema sigue aquí: es que no tengo tiempo. Oímos siempre que nunca hay tiempo para viajar y conocer todo aquello que nos gustaría, no nos da la vida, pero otros muchos ya lo han hecho. Queremos estudiar pero nos lleva años. Hacemos mil cosas a la vez, pero sin disfrutar ninguna en profundidad. Pero mira a ver qué tiempo dan para mañana. La mente no para de pensar en lo que haremos -eso es desgaste de tiempo-, mientras buscamos desesperados el próximo puente o las vacaciones a 8 meses vista, marcamos objetivos a largo plazo y no reparamos en las largas tardes del domingo porque creemos que ya está todo hecho. En invierno nos quitan una hora de sol y a alguien le dio por inventar que 480 minutos al día eran jornada completa. Sí, una completa pérdida.

Fuera reloj-espejo-calendario, que no hacen más que marcar el estilo de vida de cada uno. Necesitamos medir siempre los minutos. Sí, es que son eternos cuando esperas el metro: 4 min, ya estamos abatidos, o la cuenta atrás de las campanadas en fin de año; largos si estás solo, y encima de vuelta, en el aeropuerto; cortos cuando te engancha una película y después sales hasta las tantas, y fugaces cuando duermes. Odiamos los calendarios pero tachamos días y disfrutamos arrancando la hoja del mes. Recordamos fechas exactas e incluso un acontecimiento social de ese día. Y es que un mes es mucho tiempo si esperas a alguien. O poco para dejarle. Aquí es perfecta la coletilla “borrón y cuenta nueva”. Qué fácil decirlo. Pero somos también la Edad del Espejo, un buen nombre. Este periodo histórico podría ser una asignatura en la ESO. Miramos siempre a los otros, eso que tiene él yo no lo tengo pero no importa, me haré con uno aunque no lo necesite. Copiamos no solo las modas, estilos o peinados, sino incluso las frases que otros dicen, sus posturas o las vidas que a simple vista parecen ideales. Y mientras nos empeñamos en copiar, se agotó el tiempo.

¿Y qué me decís del espejo en sí? Se ha convertido ya en un estándar para los amantes de la fotografía porque da mucho juego, o me negarás que no tienes la fotaza artística tomada al espejo y contigo de fondo, que además has colgado en Facebook y has recibido feedback con 15 comentarios positivos y la mar de originales: ¡guapísima! Buscamos en Google y nos bombardean con claves para querernos más: aprende a sonreír cada día delante del espejo. Pues a las 8 en punto de la mañana qué quieres que te diga, no me da la gana. Ya has mirado el reloj, vaya. Creo que nos falta algo, pero tiene que ser de calidad, tiempo de calidad para dedicar íntegramente a uno mismo porque sí. Adminístrate bien, eres solo tiempo, y cuando te veas reflejado no te coloques y sonríe más a la vida, que es tarde. 

18/11/2010. Recibo esta aportación de Ángel Peralta sobre el concepto SLOW en la Nueva cultura del tiempo.

Anuncios

3 comentarios en “Amantes del tiempo

  1. chico irrompible, inasible y aparentemente infinito… Te ha faltado tiempo para visitar el blog 🙂 , nada de slow diría yo..
    Me guardo tu enlace y lo incluyo, aportación tuya a mi texto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s