Rumbo 2.0

Me pregunto qué será de aquel pescador siciliano. Lo de pescador es una aportación inventada. La botella fue a parar a él porque así tenía que ser. En qué momento ocurrió y cómo me lo reservo para mi imaginación.

Era verano, y si no me falla la memoria, 2003. Recuerdo que llegamos en un tren dentro de un barco, destino Siracusa, en la época de la ola de calor en Europa. Este dato importa poco, estábamos de viaje, fue todo muy improvisado, y teníamos una semana para movernos libremente por la isla. Junto a una amiga de la infancia nos vino la idea, y por qué no, de mandar un mensaje en una botella, algo banal al principio pero que prometimos una noche entre risas, algo común en el ritual de promesas y destinos al azar. Para ser más originales, sumergimos una poesía en su interior -algo neutro porque desconocíamos el destinatario- y en español. Dos meses después de aquella escena, llegó el resultado, con un remite borroso y letra estilizada. El intercambio: otra poesía en italiano. El efecto emocional que provocó aquello a mi edad fue indescriptible, y continuó el juego con otras dos más, con su billete de ida y vuelta. Casualidad o curiosidad, me pregunto qué hubiera sido si el pescador en cuestión, llamémosle Girolamo, recibiera la misma botella e idéntico mensaje hoy miércoles. Seguramente la historia hubiera tomado otro rumbo, este tal Girolamo ya no se hubiera tomado la molestia de acercarse hasta el tabaccaio de turno para comprar sello y sobre, nos habríamos mandado el número de cellulare, o al llegar a casa lo hubiera posteado en su blog de viajes a modo de cuaderno de bitácoras, sin antes haber twitteado: @minimaelena recibí tu mensaje en una botella, de fondo tatareando The Police. Qué tiempos, aquello sí era comunicación y de la buena, se “navegaba” con una banda tan ancha como el mar que existía de por medio. Las noticias nos vienen a buscar sin darnos cuenta. Lo que hoy se considera noticia mañana no lo es, pero perdura en el recuerdo. Somos demasiados en esta nueva comunicación, a veces sin llegar a ponernos rostro, pero tenemos muchas ideas. Puede que me encuentre luego al pescador chateando…

BLOG

Anuncios

2 comentarios en “Rumbo 2.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s