Aproximadamente 228.000.000 resultados

La palabra “comunidad” me gusta, pero más en inglés (community). Suena a comunicar y lo asocio a jaleo, sociedad, conjunto de personas o individuos (yo que soy, ¿persona o individuo?), naciones unidas, miembros… Da igual cómo lo nombres, hoy día todo lo engloba.

No lo niego, a veces me cuesta despegarme del ordenador, también cuando llego a casa, pero es que aquí es donde aprendo y encuentro la verdadera información que necesito. Y me divierto, para qué engañarnos. Hoy mismo, sin planes alternativos de por medio, me disponía a ver nuestra maravillosa programación nacional, para desconectar un poco de la pantalla. Como primera opción me sorprende un interesante “duelo de machos” -¡ay madre!, he pensado yo también- que se despelotan para mostrar sus joyas a una audiencia que somos tú y yo, en este caso. Pruebo una segunda opción… GENTE (vaya, otro sinónimo para comunidad). Este programita me avasalla con un sumario de noticias un tanto indigestas en esta franja horaria. ¡Que son las 19:45 de la tarde! Así, poca captación y menor share/cuota de pantalla.

Obviamente, no me lo pienso dos veces y me lanzo de cabeza a mi mundo digital, donde yo elijo y disfruto de mi televisión a la carta, sin horarios, restricciones (algunas hay) y una banda ancha que pide auxilio y descanso simultáneamente.

Me entero, porque me lo cuenta Greenpeace España, que la pareja de Mattel, Ken y Barbie, han cortado. Vaya, si es que el pobre se siente desconsolado por la nefasta costumbre de su amada. ¿Y esa manía que le ha entrado ahora por deforestar y destruir los bosques de Indonesia? Con lo paradita que parecía. Pero, encima hoy, menuda se ha liado con un artículo publicado en El País. Ya se han hecho eco por todas partes, porque “pocas veces un puesto de trabajo ha generado tanta confusión sobre sus responsabilidades, sueldo, función y encaje organizativo”. Es el tal community manager. Y España -ahí va el dato de peso- es el país en el mundo que mayor demanda información en Google. Era de esperar, ya somos cientos, o miles, en esta neo profesión del momento. Aunque mejor no lo vayas a decir muy alto por ahí. Y, como cierre, me quedo con el gesto del eurodiputado Sisa-Wagner, que con pepino en mano se queja (y con razón), una imagen que ya ha dado la vuelta al mundo. Sin duda, la mejor arma de venta: comunicar a las masas. Y si, además, un estudio americano en Connecticut confirma que las mentiras adelgazan… ¿por qué insisten tanto en preguntarme que por qué no desconecto al llegar a casa? ¡Estas cosas no salen de la caja tonta!

web revolución

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s