Proceso de lavado

Sonia ha cogido el gusto a las coladas urbanas. Se han vuelto una de sus razones para tan geniales instantáneas que rescata de diferentes zonas de Madrid. Coladas para todos los gustos que revelan la identidad de sus dueños. Los hay que, más maniáticos que otros, deciden alinearlas en fila, por tamaño, colores o texturas. Ropa interior, de trabajo, de noche o la juguetería del niño que de vez en cuando hay que darle un aire de limpieza y frescura. Estas variopintas coladas decoran y lucen patios interiores, edificios coloniales o corralas madrileñas, y se han convertido en el ritual diario de todo hogar. Ahora sustituimos las toallas y pareos por las prendas que usaremos este invierno y que empezamos, con pereza, a sacar de cajas y armarios. Si no te has parado a observar este homenaje del hogar, alza un poco la vista del pavimento y de tus distracciones y compártelo, como hace artísticamente Sonia.

20110925-135039.jpg

Imagen prestada de Sonia Úbeda, artífice de los momentos coladas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s