Amar las APPs y sucumbir en el intento

APPs por aquí, APPs por allá. Y no estoy recurriendo a la magia. Se podría decir que hoy día padecemos el Síndrome de Diógenes online, multiplicado por cuatro al habitual y volteado en este caso a las apps, con la ventaja de hacerlo en un único formato que no pesa ni abulta y ofrece una enorme capacidad, léase iPad, que va de moda.

Los amantes digitales cogen gusto a lo de descargar cualquier tipo de aplicación sin pretensiones; las más solicitadas las gratuitas, las menos demandadas las de pago. Dispositivos: móviles (BlackBerry, Android, iPhone, iPad, Facebook, Twitter, Foursquare…). Yo lo llamaría más bien vicio, o drogadicción, que aún mejor transmite lo de cuantas más tengas en tu incubadora (desktop) pues mejor, todo un tipo informado y actualizado como el que más. ¿Nos estamos volviendo locos? Sí, pero son un universo por descubrir, creativo y ambicioso como ninguno. Yo aún soy novata en este mercado que crece velozmente por no sé dónde, aunque algunas  de estas aplicaciones las encuentro curiosas pero nada útiles. Nunca llegaré a alcanzar a los de mi graduación.

Hoy mismo leo, argumenta Yorokobu sobre el tema, que la agencia de creatividad publicitaria Tiempo BBDO se sube al carro y lanza una aplicación contra el uso de las impresoras. Y mira que me gusta, me refiero a la nueva joyita de APP, de nombre Think Print, porque en la oficina el papel tiene patas y huye por sí solo. Quizás no se sienta preparado a pasar a mejor vida o se le avecina un “papelón” con la que está cayendo ahora en el mundo entre crisis e indignación. Y nosotros, mientras tanto, sucumbimos a la tentación del susodicho impreso, porque otorga más identidad y parece la cosa más trabajada –y, por ello, altamente creíble- llevarlo ante tu jefe que no presentarle tus méritos y resultados a viva voz. Un paso que ahorraría costes de tiempo, papel y luz. Porque, entre tú y yo, ¿quién se lee luego eso que lleva días reposando sobre la mesa?

Sobre Think Print, la pequeña app, dicen que viene de parte de todo el planeta. Saltará de inmediato cuando te encuentres dispuesto a realizar la condenada acción de imprimir y te hará parar un momento. No malgastes papel. Y si a tu alrededor siguen haciéndolo, descarga Think Print en su versión para Windows y que la tengan bien presente visual y cognitivamente. Avisan que, para Mac, la versión viene de camino. Mientras tanto, a seguir tecleando.

Thinkprint

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s