Los sueños según los nuevos Freud

Lo de las apps no tiene nombre. Bueno, sí lo tiene, porque crecen a borbotones. No hay medio que no se haga eco de la última innovación y siempre acabarás el último en adquirirla. Y es que si eres reacio a creer que la velocidad tecnológica supera a la agilidad mental, en este momento existe alguien no sé dónde que ya está cavilando por ti para desarrollar en un tick la nueva aplicación que (inconscientemente) demanda la sociedad.

Según la RAE: aplicación.
(Del lat. applicatĭo, -ōnis).

1. f. Acción y efecto de aplicar o aplicarse.

2. f. Afición y asiduidad con que se hace algo, especialmente el estudio.

3. f. Ornamentación ejecutada en materia distinta de otra a la cual se sobrepone.

4. f. Inform. Programa preparado para una utilización específica, como el pago de nóminas, formación de un banco de términos léxicos, etc.

5. f. Mat. Operación por la que se hace corresponder a todo elemento de un conjunto un solo elemento de otro conjunto.

Esta vez, “applicamos” sobre el apasionante mundo de los sueños a través de, permítanme la redundancia, La fábrica de los sueños. Pero no hablamos de la última producción navideña de Disney, sino de un mapa interativo que pone en marcha la agencia de publicidad Grey. En este nuevo terreno por explorar y debatir está ya metida gente de toda España, a través de un foro virtual donde se ponen en común esos deseos que suscita la mente con solo pronunciar “Gordo de Navidad”. Cuánto bien nos haría una generosa cantidad, para sucumbir esos caprichos no permitidos o rellenar huecos vacíos. Pero no son solo sueños lo que se comparte, también números de lotería entre personas distantes de una punta a otra del país. Algo así como una red social, pero de intereses comunes concretos: sueños y números… a más de uno le entrarán pánico y cavilaciones nocturnas ante la paradoja de que su número gire y salga preciso del bombo navideño.

Ya se inició en este arte, y con sus propios medios, el “arqueólogo de la mente” don Sigmund Freud, quien interpretaba los sueños para dar una explicación determinada sobre el origen del trastorno psíquico. El caso era innovar y, hoy día, ser el más rápido en conseguirlo para, con poco y entre todos, hacer más felices a las personas. Dejemos que el azar decida y que la suerte nos acompañe. Puedes seguirles, obviamente, en Twitter y Facebook. Equivale a algo así como cerrar con “fueron felices y comieron perdices”.

La fábrica de los sueños

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s