Manual de diseño de Javier Alejandre Design

El buen diseño son buenas ideas, las que ayudan a entender el mundo donde vivimos. De diseñador Injuve a profesional consolidado. No hace falta expandirse mucho para definir a Javier Alejandre: una persona cercana y una fuente inagotable de imaginación, que dedica horas en los talleres creando y diseñando, inspirándose en el entorno. Un creador ilusionado, tímido pero atrevido, que sorprende con nuevos proyectos únicos e innovadores, formado en las aulas del IED Madrid pero gestándose por el camino, empapado del diseño y sus nuevas formas de producción durante su estancia en Querétaro, México.

Nos conocemos desde hace cuatro años (él insiste en que son más de cinco), pero entrevistar a un diseñador industrial es siempre arriesgado (para ser sinceros, convencerle es arriesgado). Nos engancharon su lámpara ChromoSoma y la silla Oddbod, proyectos que han conseguido el reconocimiento y proyección en nuestro país y no solo. Diferentes medios se han hecho eco de su estilo. Sin ir más lejos, hace pocos días el Semanal de El País le mencionaba en un artículo sobre nuevos talentos en diseño. Y esto no ha hecho más que empezar. A su cartera de productos sumamos nuevos e interesantes proyectos que, tras esta entrevista, quizás podamos desvelar sin restricciones.

El diseño es el pensamiento hecho visual”, argumenta Saul Bass, y no se ha equivocado, ya que el diseño nunca había gozado de tan buenas ideas. Y, para muestra, un botón. No perdáis el rastro (ni la entrevista) de este diseñador madrileño.

Javier Alejandre

En estos años, ¿has cumplido y estás cumpliendo tus expectativas como diseñador?

Es un momento difícil y nada es como pensaba que sería cuando estudiaba. Ahora está todo por hacer y eso es un reto mayor de lo que esperábamos hace unos años. Por otro lado, esto hace que sea más divertido, aunque más duro. Al cambiar los tiempos, cambian las expectativas; lo importante es saber encontrar nuevas metas siendo lo más realista posible.

¿De qué virtudes presume Javier Alejandre Design?

Aunque nunca presumiría de mis virtudes, porque siempre habrá quien pueda mejorarlas, puedo decir que creo en la constancia, la seriedad y el compromiso conmigo mismo como manera de que las cosas vayan mejor. Competir conmigo es la mejor manera de superarme.

Te gustaría tener más tiempo para diseñar. ¿Nos anticipas tus nuevos proyectos o aún es secreto de sumario?

Para mí, diseñar es una parte de un proceso mucho más grande, al menos en el diseño de producto. Por supuesto, la sensación de que 24 horas se quedan cortas es constante. Me gustaría tener más tiempo para dedicarlo al proceso que hace que una idea acabe en las manos de un cliente de la manera más eficaz posible. Por ahora no puedo hablar de nuevos proyectos porque están en fase de gestación.

¿Cómo se conjuga diseño, arte, funcionalidad…? ¿Cuál es tu producto fetiche en diseño?

La funcionalidad debe ir implícita en el diseño. El arte va por otro lado. Es el eterno debate, por eso prefiero no entrar en largas conversaciones ni intentar resolverlo dogmatizando. Para mí, lo importante es que cada uno tenga su manera de ver la relación entre arte y diseño y se respete.

Sobre mis fetiches en diseño, hace años eran productos más icónicos, con más carga simbólica, pero he aprendido a coger más cariño a los objetos que me hacen la vida más fácil y cómoda. Al pasar largas horas trabajando en la oficina, mis fetiches ahora mismo son mi silla y mi ordenador: una Aluminium Chair de los Eames fabricada por Herman Miller y un iMac de 27″.

¿Qué recuerdas de tus años de estudio?

La ilusión, el tiempo para investigar y leer, el prueba-error, el contacto con gente en continua experimentación… ¡Ah!, y los veranos en Ibiza y la falta de dinero en la vida de estudiante. Todo tiene su parte buena y su parte mala.

Si no hubieras sido diseñador, serías…

Me encanta cocinar, es posible que me dedicara a algo relacionado con las artes culinarias.

Una frase como despedida…

“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día más de tu vida” (Confucio). Aunque matizo: te hará más feliz enamorarte de tu trabajo que buscar un trabajo que te enamore.

… y un deseo para MínimaElena.

Que la autora lo siga mimando como hasta ahora. Esa será la manera de que mantenga la frescura y ritmo que lo caracteriza por muchos más años. ¡Larga vida a MínimaElena!

MÁS INFO: Javier Alejandre Design
CONTACTA: info@javieralejandre.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s