Una vida bombardeada por casualidades

imagen-221

Este personaje se adueñó de mi foto en el momento oportuno. Sólo pude conocerle a través del visor de la cámara y, desde entonces, quedó inmortalizado para siempre, dejando visible una vida difuminada y ajena a mi presencia en el barrio Soho de Londres. No sé si volveremos a coincidir, pero ese día ambos momentos se encontraron.

Quizás algo así le ocurría a menudo al escritor checo Milan Kundera, quien en La insoportable levedad del ser ahonda en una complicada historia de amor -amores ridículos los han definido-, guiados por las debilidades y las paradojas de la vida, los celos, el sexo, la traición. Mi levedad, sin duda, queda marcada por pequeños golpes de suerte y casualidades diarias. Como la misma imagen que ilustra este artículo. O como las reflexiones que se cruzan en este libro.

“Nuestra vida cotidiana es bombardeada por casualidades, más exactamente por encuentros casuales de personas y acontecimientos a los que se llama coincidencias. Coincidencia significa que dos acontecimientos inesperados ocurren al mismo tiempo, que se encuentran”.

“Hacer el amor con una mujer y dormir con ella son dos pasiones no sólo distintas sino casi contradictorias. El amor no se manifiesta en el deseo de acostarse con alguien (este deseo se produce en relación con una cantidad innumerable de mujeres), sino en el deseo de dormir junto a alguien (este deseo se produce en relación con una única mujer)”.

“Mientras las personas son jóvenes y la composición musical de su vida está aún en sus primeros compases, pueden escribirla juntas e intercambiarse motivos, pero cuando se encuentran y son ya mayores, sus composiciones musicales están ya más o menos cerradas y cada palabra, cada objeto, significa una cosa distinta en la composición de la una y de la otra”.

“¿Qué es la coquetería? Podría decirse que es un comportamiento que pretende poner en conocimiento de otra persona que un acercamiento sexual es posible, de tal modo que esta posibilidad no aparezca nunca como seguridad. Dicho de otro modo: la coquetería es una promesa de coito sin garantía”.

Milan Kundera: La insoportable levedad del ser
TUSQUETS EDITORES

Imagen: Soho (Londres), octubre de 2012.

Anuncios

Un comentario en “Una vida bombardeada por casualidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s