Portobello Discos Madrid, modo OFF

Portobello Discos

Fanáticos del elepé y/o nostálgicos del cassette de toda la vida: ésta es la última llamada para añadir una nota musical a vuestras próximas compras navideñas. Portobello Discos se apaga (literal y musicalmente hablando).

La música entristece, da el subidón, excita, relaja, remite a lugares, personas, viajes, emociona y hace saltar a la pista. Una biblia es todo lo que encierran los vinilos y paredes de este local mítico del barrio Malasaña. Pero Espíritu Santo se vacía. “Liquidación por cierre”, alegan. Y una pancarta roja nos lo recuerda a la entrada de un negocio que activó el PLAY hace ya una década.

Seleccionar un artista o estilo musical nunca fue tarea fácil en estos templos musicales. Mejor es siempre consultarle a quien convive con las partituras diariamente. En este caso Ángel es el dueño de Portobello, lugar que regenta sereno hasta el día que eche el cierre definitivo. No sabe qué pasará con todo ese arsenal… y ahí está el problema, afirma. Pero más allá de la flojera del sector discográfico que pende de un hilo, lo suyo son otras cuestiones de peso. La jubilación.

Un hombre que espera su “cese” con ganas y –confía- que cosas buenas están por llegar (y no es de derechas). Eso es lo que nos desea a dos treinteañeras que merodeamos por la tienda en busca de alguna reliquia olvidada o desconocida. Y no se nos resiste al bolsillo la tentación de palpar las carátulas de cassettes y vinilos, música francesa o rock inglés, porque tienen sello e historia, porque adquirir aquí es llevarse historias de nuestros padres, evocar el uso del walkman, rememorar las fotografías en blanco y negro, los estilismos de guateques, las canciones de karaokes, la esencia musical en efervescencia.

Una nota alegre como actitud vital. La misma con la que Ángel se marcha por la puerta grande con su discografía de oro bajo el brazo, la que le ha acompañado (y acompasado) estos años de trabajo, dedicación y bagaje cultural, entre notas y postales firmadas por semblantes póstumos de la farándula musical de todos los tiempos.

Puedo imaginar el tipo de negocio que suplantará a éste. En un abrir y cerrar de ojos, nos sobrecogerá un take away turco, italiano o argentino. ¿Es eso preservar lo oriundo y seguir denominando Malasaña como el castizo barrio madrileño? REWIND.

Moraleja: musicómanos, aprovechad a hacer una última visitilla porque el cierre está al caer. Algunas de las joyas que cuelgan de las paredes y han observado a numerosos visitantes y curiosos, también están en venta. Está claro que “sin música, la vida sería un error” (Nietzsche).

Imagen: Portobello (London)

Anuncios

Un comentario en “Portobello Discos Madrid, modo OFF

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s